Tuesday , November 21 2017

Los primeros signos de tos ferina

Los primeros síntomas de la tos ferina típicamente comienzan como el resfriado común y al principio no parece ser tan grave. Las personas que están infectadas con ella por lo general notarán:

  • Un leve dolor de garganta
  • secreción nasal
  • tos leve
  • fiebre de baja

Cuando los primeros signos de la tos ferina se presentan los padres pueden pensar que ellos o sus hijos están infectados por un resfriado común o gripe. Sin embargo, dentro de un día o dos de estos primeros síntomas aparecen entonces el inicio más grave de la tos ferina ha comenzado.  Por esto hay que estar preparado para tomar las acciones correspondientes ante la tos ferina.

Los primeros síntomas de la infección comienzan a aparecer a los pocos días después de la exposición ya que se contagia al igual que un resfriado común. La persona se siente un poco adolorida,  ligeramente congestionada, y se siente más cansada que de costumbre. La persona enferma inclusive piensa que si descansa o toma vitamina c mejorará como lo haría con un resfriado.

Pero a los dos días se desarrolla la tos seca que es muy molesta e incómoda y en el peor caso amenaza para la vida y muy dolorosa. 

¿Cómo es la tos característica de la tos ferina?

  • Tos violenta
  • Tos que hace vomitar
  • Tos con sangre algunas veces
  • Cara color azulado
  • Se puede dejar de respirar y es necesario acudir al médico de emergencia

¿Cuál es el tratamiento para la tos ferina?

La tos ferina es una infección altamente peligrosa y que requiere atención médica inmediata incluso si al principio de la enfermedad parece relativamente leve. La tos ferina puede tratarse eficazmente con antibióticos si se logra diagnosticar a tiempo. Los niños que tienen síntomas graves deben  ser hospitalizados y darles oxígeno.

¿Qué tan peligrosa es la tos ferina?

Aunque es una infección del tracto respiratorio superior esta enfermedad se convierte en algo mucho más grave a medida que avanza. Algunos de los efectos menos graves de tos ferina incluyen vómitos, causados por la lucha de la persona para tomar aire entre los ataques de tos. También aparece el sonido “chillido”.

Muchos pacientes experimentan efectos mucho más graves que requieren atención médica inmediata. Estos síntomas pueden ser:

  1. desmayos debido a toser tan violentamente
  2. vómitos de sangre
  3. el desarrollo de hemorragias en el cerebro o los ojos
  4. costillas rotas o fracturadas
  5. incluso las conmociones cerebrales.

Si una persona desarrolla alguno de estos efectos secundarios físicos, él o ella debe llevarse a la sala de emergencia inmediatamente para la ayuda médica.

¿Quiénes son más vulnerables a la tos ferina?

La tos ferina puede causar la muerte prematura, sobre todo en personas que tienen sistemas inmunes comprometidos:

  • Los niños que son demasiado jóvenes para recibir la vacuna contra la tos ferina o son  alérgicos a las vacunas están en riesgo de morir a causa de esta infección.
  • Los pacientes con cáncer
  • Personas que han recibido un trasplante de órganos
  • Personas que por razones de salud no pueden recibir vacunas o tomar antibióticos.

Diagnóstico de la tos ferina

Una persona que nunca ha tenido tos ferina se preguntará como saber si la enfermedad que tiene es realmente tos ferina. Aparte de empezar a notar los primeros síntomas de tos ferina se puede escuchar el sonido ferino que acompaña a la mayoría de los casos. Los médicos se basan en:

  • Los análisis de sangre indican la presencia de la bacteria que causa esta enfermedad.
  • Se puede hacer una prueba en la nariz o garganta que indicará si la bacteria está presente en el cuerpo de una persona.
  • los médicos se basan en gran medida en las radiografías de tórax para confirmar la tos ferina.

Un número de enfermedades respiratorias puede causar tos violenta y la congestión del pecho por esto los médicos quieren saber con seguridad si un paciente tiene tos ferina en lugar de neumonía o bronquitis, para que puedan prescribir los antibióticos correctos y en las cantidades de dosificación adecuadas para combatir la infección. Este plan permitirá a la persona a recuperarse más rápido y también evitar tomar medicamentos que quizá no tengan ningún efecto sobre su enfermedad. 

¿Es la mortal la tos ferina? 

Aunque la mayoría de las personas que se enferman con la tos ferina se recuperan con pocas o ninguna complicación, un número significativamente menor de personas muere a causa de la tos ferina cada año.
Evitar la muerte por tos ferina se puede lograr siguiendo una serie de indicaciones:

  1. En primer lugar los médicos instan a recibir la vacuna contra la tos ferina si no es alérgico a cualquiera de los ingredientes en el mismo. Incluso si los adultos han pasado toda su vida sin enfermarse de las principales enfermedades respiratorias, todavía podrían llevar a la bacteria que causa la tos ferina y transmitirla a alguien que es vulnerable a la infección, como los recién nacidos y pacientes con cáncer. 
  2. Usar una buena higiene cuando tenga contacto público. Lavarse las manos con frecuencia, usar desinfectante de manos después de tocar las puertas, mostradores, mesas y otras superficies compartidas,
  3. Descansar lo suficiente e hidratarse para mantener a su sistema inmunológico fuerte.

Estas precauciones pueden ayudar a las personas a evitar infectarse a sí mismos con la tos ferina y también evitar su propagación en la comunidad.