Tuesday , November 21 2017

Remedios caseros para la tos con flema

La flema o moco es frecuentemente una de las condiciones médicas más comunes que pueden ser desencadenados por alérgenos simples o polvo o debido a las infecciones bacterianas y virales.

El moco es un líquido espeso, que se forma cuando el cuerpo está luchando contra cualquier material extraño u organismo. Aparte de que le da una sensación de congestión en la garganta y en el pecho (ya que es el mecanismo que el cuerpo adopta para deshacerse de la flema y los invasores junto con él ) es posible que a menudo se experimenten frecuentes episodios de tos o estornudos.

Remedios caseros para la tos con flemas en adultos

A continuación les compartimos algunos remedios caseros para la tos con flema y brindar alivio:

1.  Aceite de eucalipto

Uno de los remedios caseros para la tos con flema mas potentes y más antiguos es el aceite de eucalipto. Este se debe mezclar con aceites como el aceite de coco y aplicar a la zona del pecho.

El aceite de eucalipto no se debe aplicar directamente a la piel y nunca debe ser tragado. Este aceite se caracteriza por aflojar y expulsar la flema de su sistema.

2. Té de Limón :

Un remedio sabroso para un problema horroroso! Añadir una cucharada de jugo de limón fresco y una cucharada de miel a su té negro. El ácido cítrico en el limón, así como el calor del líquido ayuda a aflojar la flema. La miel, un antibacteriano y antiséptico, forma una capa protectora en el interior de la garganta y la calma.

3. Haga gárgaras de agua salada :

Solamente agregue una cucharada de sal en un vaso de agua tibia. Ligeramente incline la cabeza hacia atrás y haga gárgaras con esta agua salada. Asegúrese de que usted no se la trague! La flema generalmente afloja en unos pocos minutos después de hacer gárgaras.

4. Cúrcuma y pimienta :

Añada la mitad de una cucharada de polvo de pimienta en una taza de leche caliente junto a una pizca de cúrcuma y una cucharada de miel. Aparte de dar alivio a la flema, este remedio es una excelente cura para el resfriado común.

5. Jengibre

El jengibre tiene una gran cantidad de propiedades medicinales y se utiliza para tratar una variedad de dolencias. Comúnmente se usa para tratar enfermedades digestivas, los compuestos de jengibre alivian los síntomas de la tos y el resfriado. Calma el sistema respiratorio también.

Ralle la raíz de un  jengibre fresco y exprima el jugo. Añadir una cucharada de jugo de jengibre y una cucharadita de miel a la mitad de una taza de agua caliente y beber esta mezcla caliente.

6. Té de hierbas

El calor de líquidos tibios o calientes ayuda a aflojar el moco tenaz en la garganta. Usted puede consumir una taza caliente de su té de hierbas favoritas como el té verde, té de manzanilla, lavanda o té de menta. Añadir una cucharadita de miel para el té dará beneficios extra.

7. Uvas

No hay otra manera mas deliciosa para combatir la flema! Las uvas contienen compuestos que son expectorantes por naturaleza, lo que significa que calman los pulmones y son útiles para desatascar la flema. Añadir una cucharada de miel para aumentar el poder curativo de un vaso de jugo de uva en lugar de endulzar con azúcar.

8. Limón

Corte una rebanada de limón gruesa y espolvorear un poco de sal y pimienta en ella. Chupe este pedazo para el alivio rápido.

9. Cebolla

El uso de la cebolla para el tratamiento de la flema puede sonar extraño, pero las propiedades curativas de esta para la tos y el frío se han aprovechado en la medicina natural desde tiempos antiguos.

La cebolla tiene alto poder antiinflamatorio, expectorante y propiedades antibacterianas que proporcionan alivio contra la flema.

Tome una cebolla lavada y finamente picada, añadir dos cucharadas grandes de azúcar y  deje reposar durante al menos media hora. Esta mezcla se volverá liquida. Usted puede consumir una cucharada grande de esto cada dos horas para el alivio de la flema.

10. Miel

La miel es uno de los remedios más populares para cualquier dolencia, incluyendo el alivio de la flema! Añadir una cucharada de miel a un vaso de agua tibia y beberlo.

Esto puede tomarse varias veces al día para aflojar la flema. Una de las soluciones más rápidas para aflojar la flema – mezcle una cucharada de pimienta junto con la miel y consumir por lo menos dos veces al día.