Saturday , September 23 2017

Principales síntomas de la tos ferina

La tos ferina es una enfermedad que particularmente se distingue por producir una tos muy brusca y violenta que da sensación de asfixia.

Una persona con tos ferina que tose o estornuda cerca de una persona no vacunada puede transmitir la enfermedad fácilmente. La tos ferina es un virus. En algunos países es casi erradicada.

¿Qué es Tos Ferina y cuáles son sus Síntomas?

No hace mucho la tos ferina ha reaparecido debido a que algunos padres se niegan a vacunar a sus hijos contra la enfermedad.

Además las personas que viajan ilegalmente de un país a otro pueden no tener las vacunaciones recibidas y entran al país con la enfermedad contaminando a todos aquellos con el sistema inmune debilitado.

Síntomas de la Tos ferina

  • Congestión nasal
  • Nariz con mocos
  • Ojos llorosos y rojos
  • Tos (como consecuencia de ella  puede haber vómito, fatiga extrema, cara azulada)
  • Fiebre

Otros Síntomas de Tos Ferina

Después de una semana o dos, los signos y los síntomas empeoran. Un moco espeso se acumula dentro de las vías respiratorias, causando una tos incontrolable.

Casi siempre la población de mayor riesgo son los bebés que no han completado sus vacunas. La tos ferina es muy contagiosa, y los bebés no vacunados y los niños tienen una probabilidad del 90% de contraer la enfermedad si están en contacto con otros niños que están enfermos, o si viven con alguien que adquirió la enfermedad.

Un niño que adquiere tos ferina y esta se complica puede tener consecuencias graves.  Entre ellas tenemos:

1. Neumonía

2. Convulsiones

3. Encefalitis

4. Sangrado en los ojos

5. Posiblemente la muerte

Aun con estos riesgos muchos padres no vacunan a sus hijos.

Algunos niños no pueden ser vacunados debido a reacciones potencialmente mortales previas a la vacunación. En algunos casos, los padres creen que las vacunas pueden desarrollar el autismo. La comunidad médica no ha encontrado evidencia que apoye esta afirmación.

Muchos médicos y padres critican la decisión de algunos padres de no vacunar a sus hijos, ya que los niños que contraen enfermedades como la tos ferina son más aptos para transmitirlas a las personas con sistemas inmunes comprometidos o para los mismos niños.

Los que apoyan la vacunación sienten que los padres que no vacunan a sus hijos ponen a otros en riesgo innecesariamente, incluyendo las vidas de los niños que no pueden ser vacunados por razones médicas. Este es un tema muy difícil y algunas veces crea disputadas entre padres y pediatras.

Si sospecha que su hijo ha desarrollado la tos ferina y usted nota alguno de los principales síntomas de la tos ferina es importante que sea visto por un médico inmediatamente. En los recién nacidos la enfermedad puede causar períodos de apnea, o contención de la respiración, en vez de la tos asociada con la enfermedad.

Si usted sospecha que su hijo tiene tos ferina asegúrese de informar al pediatra ya que pueden tener  protocolos necesarios a seguir para proteger a otros niños de contagio dentro del mismo consultorio.

Tos Ferina, una Infección Respiratoria Aguda

Tosferina, una infección respiratoria aguda - NTN24.com